A la hora de desinfectar el agua de la piscina, existen diversas soluciones entre las que podemos escoger, siendo el cloro la más popular debido a su eficacia y bajo coste.

Actualmente existen infinidad de productos clorados entre los que puedes escoger y cada uno destinado a un uso. Para que puedas elegir el que más te convenga, a continuación te mostramos los diferentes tipos de cloro que encontrarás para realizar la desinfección del agua de tu piscina.

TIPOS DE CLORO

Debido a su contrastada eficacia y a un precio más que económico, el cloro es el sistema de desinfección del agua de la piscina más popular. Hoy en día en el mercado dispones de infinidad de productos con cloro tal y como enumeramos a continuación junto a una breve descripción de cada uno de ellos.

Dicloro

Este tipo de cloro se conoce también como cloro rápido o de choque. Indicado para realizar un tratamiento de desinfección de forma rápida e intensa. Por ejemplo, cuando la piscina lleva mucho tiempo sin ser tratada y necesitamos desinfectarla de forma rápida, o si se ha producido una tormenta, o cualquier otra causa que pueda necesitar de una desinfección inmediata.

Este tipo de cloro se disuelve y actúa de forma rápida. También contiene un estabilizante que ralentiza la evaporación del mismo.

Tricloro

A diferencia del dicloro, el tricloro se conoce como cloro lento y se utiliza básicamente para realizar el un correcto mantenimiento del agua de la piscina. La disolución y liberación del principio activo son más lentas que las del dicloro y generan el llamado “cloro residual libre”. Éste es muy importante para eliminar cualquier microorganismo nocivo que pueda entrar en el agua una vez desinfectada.

La cantidad de producto que debes aplicar siempre dependerá del volumen del agua de la piscina, del número de bañistas, de la temperatura del agua y la exposición al sol.

Hipoclorito Cálcico y Sódico

Los hipocloritos son los desinfectantes clorados más económicos del mercado y se han utilizado con éxito durante muchos años.

El hipoclorito cálcico es de color blanco, sólido y se puede adquirir en pastillas o granulado. Este producto es fácil de almacenar y de aplicar, y destruye una gran variedad de patógenos, aunque por su lenta disolución puede obstruir componentes de la piscina, enturbiar el agua, reducir el pH y aumentar la alcalinidad.

Por su parte, el hipoclorito sódico presenta un color amarillento y se disuelve de inmediato. Aunque se trata de un producto muy eficaz, es más corrosivo e inestable que el hipoclorito cálcico, por lo que su manipulación requiere mucha precaución. Para evitar la alcalinización del agua y la pérdida de eficacia, conviene aplicar un ácido.

Esperamos que este post te haya sido de utilidad para que puedas escoger el tipo de cloro que más se adapte a tus necesidades.

Te invitamos a comprobar todos los artículos clorados de nuestra tienda online en: Comprar Cloro para Piscinas.

Piscinarium, tu tienda de piscinas online.

Quiénes somos

Piscinarium es una tienda online especializada en la venta de productos y accesorios para la piscina. 

Contamos con más de 40 años de experiencia en el sector.

Comprar

Elige la categoría de nuestra tienda online y compra lo que necesites.

Nuestras marcas